Los niños siempre son muy curiosos sobre el trabajo de sus seres queridos. Quieren saber dónde pasamos nuestros días, como en la oficina, en un hospital, en la construcción, o por ejemplo enseñando a otros a bailar, o incluso informando a otros a donde ir. Los niños tienen muchas más ideas que nosotros palabras, que en realidad describan nuestras actividades.

Sin embargo, era necesario que en mi experiencia personal fuera más precisa con mi sobrina, que entonces tenía 5 años, ya que ella en realidad quería explicarle a su maestra y compañeros de clase cual era mi profesión.

reclutamiento

Cuando el mensaje no es muy claro …

En un momento de tranquilidad y para hacer mas child friendly la información, le hable de un caso concreto donde trabajaba en ese momento para una empresa líder en el mercado, muy famoso por un comercial de papas fritas congeladas. Pensé por un momento que si ella se identificaba con un producto de la marca haría más fácil las cosas.

Este cliente estaba buscando reclutar un Jefe de Sector, no se pueden usar estas «palabras bárbaras». Así que le expliqué que tenía que encontrar a alguien que pudiera vender papas fritas en las tiendas y supermercados. Esta explicación pareció satisfacer su curiosidad, me sonrió y volvió a sus juegos con un aire de complicidad.

Unas semanas más tarde, conocí a su profesora durante una actividad escolar. Al final de una conversación me dice «su trabajo en el restaurante no debe ser fácil, afortunadamente ¡trabajas en la caja! «, ¡no pude contener la risa! creo que sus dudas no quedaron despejadas.

¿Mi trabajo? Reclutador

Claramente no es una profesión llamativa, de las que pienses que quieres ser de pequeño, no es tradicional, no es antigua, ni conservadoramente lucrativa. Lo que hago es reclutamiento. El reclutamiento de mujeres y hombres, competentes, voluntarios, dinámicos, expertos … ¡verdaderos tesoros!

Leo todos los días en esta red, historias sobre una mala gestión, una mala imagen de los reclutadores. Por mi parte, siempre he estado orgullosa de mi trabajo. Me apasiona y me llena de satisfacción y no veo por qué no lo debería de estar.

En lo que respecta a mi empresa BusinessPeople, una consultora especializada en vacantes con funciones comerciales y de marketing, mis clientes y mis candidatos son nuestros socios que un día se reúnen para compartir sus proyectos y sus trayectorias. Estamos comprometidos a entender esta reunión en una experiencia donde compartimos nuestras metas y realizamos alianzas productivas.

La analogía perfecta para mi sobrina es que soy una cazadora de tesoros, para mi cliente empresa que espera en ocasiones mi llegada de largos, tediosos y complicados viajes, con una piedra preciosa que completa una colección ; Y para mi cliente candidato encuentra un lugar al que parece pertenecer desde el principio, donde es valorado y sus aspiraciones son tan grandes como la colección a la que pertenece.

Mi papel es estar en la iniciativa de este hermoso encuentro. Un trabajo bonito, ¿verdad ?