La barrera que separa a los equipos de ventas y de marketing es cada vez más difusa. Especialmente ahora que trabajan juntos de forma habitual para crear sinergias que permitan a la empresa obtener más beneficios. Sin embargo, son departamentos diferentes que es importante conocer bien.

¿De qué se encargan el equipo de marketing y el de ventas?

Marketing es el conjunto de técnicas que buscan mejorar la comercialización de un producto o de un servicio, que este sea conocido y deseado por su público potencial. Y va un poco más allá, porque las estrategias de marketing no solo quieren conseguir clientes, sino que buscan la fidelidad hacia la marca.
Por tanto, el equipo de marketing es el encargado de diseñar todas las estrategias que van a ayudar a dar a conocer al público lo que ofrece la empresa.
Mientras, en el departamento de ventas se encargan de aquellas acciones que implican un contacto directo con el público potencial para acabar consiguiendo nuevos clientes. Un proceso que se divide en varias fases: contacto con el público objetivo, captación de leads y medidas para asegurar un paso rápido por el funnel de conversión para vender aquello que se debe vender.
Dicho de otro modo, los especialistas de marketing se centran en el fortalecimiento de la marca, mientras que los de ventas se orientan hacia la conversión. El marketing atrae potenciales clientes y los especialistas en ventas se encargan de que el potencial cliente pase a ser un cliente real.

 

Marketing y ventas están estrechamente relacionados

Si muchas veces no se llega a ver claramente la diferencia entre las acciones de marketing y las de ventas es porque están estrechamente relacionadas: uno de los objetivos del marketing es facilitar las ventas. A su vez, el departamento de ventas necesita del trabajo del de marketing, que se habrá encargado previamente de dar a conocer el producto y diseñar una estrategia para que resulte más atractivo a los clientes potenciales.
Cuando el departamento de ventas y de marketing trabajan conjuntamente y en armonía, se producen importantes sinergias que da lugar a que todos cumplan sus objetivos y la empresa venda más.
Sin embargo, tradicionalmente ha existido mucha rivalidad entre estas dos áreas en la empresa. Algo que suele ocurrir porque no hay un alineamiento en los objetivos, cada uno trabaja por separado y aparecen puntos de fricción en aquellas áreas de trabajo que son comunes.

 

El smarketing como solución

Este término nace de la unión de sales y marketing, y hace referencia a la necesidad de que los departamentos de ventas y de marketing trabajen, si no de forma conjunta, sí en base a unos objetivos alineados.
Para que esto sea posible primero es necesario que los profesionales tengan en cuenta que deben remar en la misma dirección. Aunque el trabajo es diferente, la meta es la misma para todos.
¿Cómo se consigue esto? Algunas empresas lo están logrando a través de un documento interno de colaboración que deben conocer bien los integrantes de ambos departamentos.
Este documento establece de forma clara los objetivos que hay que alcanzar y define los roles, señalando qué miembro del departamento debe hacer cada cosa. Determinando también las métricas que se van a medir y la forma de hacerlo.
Además de estas instrucciones, es fundamental que los profesionales que integran ambos departamentos aprendan a comunicarse y a unir fuerzas, colaborando entre ellos para que ambos equipos puedan lograr los objetivos.

Los equipos de ventas y de marketing deben mantener su individualidad y su independencia, pero hay que procurar que la comunicación y la colaboración entre ellos sea lo más fluida posible, porque solo así la empresa podrá alcanzar las metas que se ha propuesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email