Director comercial: habilidades que pueden llevarle al éxito

Todas las empresas necesitan vender, y para ello deben crear un vínculo con cliente. Es precisamente en el desarrollo de esa fidelización donde juega un papel importantísimo el director comercial.
Un cargo que cada vez cobra más relevancia dentro de las organizaciones y que debe ser ejercido por personas bien formadas, con amplia experiencia y con habilidades duras y blandas (hard skills y soft skills). Veamos cuáles son las cualidades más deseadas por las empresas para su manager comercial.

Liderazgo

El director comercial tiene bajo su mando a todo un equipo de comerciales y, por ello, es imprescindible que tenga dotes de liderazgo. No debe ser un jefe a la antigua usanza, sino un modelo a seguir para sus subordinados.
Debe ser capaz de empatizar tanto con los miembros de su equipo como con los clientes. Conseguir que el resto lo perciba como una persona solvente y resolutiva, alguien en quien se puede confiar.

Dotes de comunicación

Se parte de la base de que todo comercial es un buen comunicador, pero en el caso del manager del equipo hay que ir un poco más allá.
No se trata solo de saber transmitir las bondades de un producto o servicio, sino de saber transmitir ideas y conseguir que estas calen en el público. Y no nos referimos solo a la comunicación verbal, la escrita es igual de importante.
Por otro lado, no hay que olvidar que comunicar no solo implica hablar. El director comercial debe ser una persona capaz de desarrollar una escucha activa, para poder sacar partido del feedback que recibe de empleados y clientes.

Planificación y gestión del tiempo

En los departamentos comerciales siempre se trabaja con un alto nivel de estrés. Las metas marcadas no siempre son fáciles de conseguir y eso implica que todo el mundo trabaja contrarreloj.
En medio de ese caos, el director comercial debe ser capaz de imponer orden y serenidad. Para ello debe contar con habilidades de planificación y de gestión del tiempo. Esto le permitirá establecer un orden de prioridades en las tareas a realizar y asignar cada obligación al empleado que pueda cumplirla de forma más eficiente.

Capacidad analítica

El líder del equipo es también el responsable de fijar los objetivos, y debe asegurarse de que estos sean viables. Es por ello que se le exige que tenga una buena capacidad analítica.
Que sea capaz de detectar oportunidades en el mercado y elabore un plan de actuación para aprovecharlas. Pero que también esté al tanto de posibles amenazas y busque fórmulas para evitarlas o que su impacto sea el menor posible.

Adaptación a los cambios

La flexibilidad es una de las habilidades más valoradas en los empleados por parte de las empresas, muy especialmente en aquellos que tienen puestos de responsabilidad.
En el caso del director comercial, es imprescindible que este tenga la capacidad suficiente para adaptarse rápidamente a los cambios.
A fin de lograrlo, debe estar siempre pendiente de lo que ocurre en su entorno, en un proceso continuo de investigación y análisis para detectar nuevas tendencias en el sector y cambios profundos que estén por llegar.
Además de todo lo anterior, también es deseable que el manager comercial sea una persona consciente de la importancia de saber delegar en otros, capaz de motivar a su equipo, con un alto grado de empatía y con la capacidad de generar un buen ambiente de trabajo y de gestionar el estrés.

En definitiva, todo un superhéroe cuyas habilidades personales y profesionales pueden ayudar a la empresa a aumentar su rentabilidad y destacar en el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email