Uso del Big Data en Recursos Humanos

¿Qué es el Big Data?

Para poder interpretar mejor lo que sucede dentro de una organización es conveniente buscar nuevas fuentes de análisis de los datos. El Big Data, es el gran volumen de información que las organizaciones pueden analizar de manera estratégica. El volumen de datos se ha ido volviendo tan vasto que es prácticamente ininteligible para el ser humano.

Existe mucha más información que cada vez somos menos capaces de procesar. Por eso, la asistencia tecnológica se ha convertido en una necesidad para cualquier departamento de rr.hh.: métricas, KPIs, informes de resultados, modelos predictivos…

Aquellas empresas que no abracen la cultura del dato corren el riesgo de quedarse obsoletas, en opinión de Beatriz Lucía, directora del área de Talent Analytics en el Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC).

El Big Data es una forma de dar respuesta a esta necesidad. Presenta resultados analíticos y más precisos basados en números y probabilidades que muestran el panorama de forma más objetiva.

 

Importancia del Big Data en RRHH

Por el momento, donde más aplicaciones se vislumbran para sacar provecho al Big Data en los Recursos Humanos es en ámbitos como la selección de personal, la evaluación y la retención de personal. Para implantar una cultura del dato en una compañía, hace falta disponer de datos de calidad.

Los departamentos de talento y recursos humanos están demostrando que, sin una buena gestión de las personas, resulta más que difícil ser una empresa rentable y “apetecible” para trabajar.

El objetivo de analizar los datos puede ser diverso. En nuestro caso, queremos sacar conclusiones que nos ayuden a saber cuándo se llevará a cabo la fuga de talento de la empresa para poder prevenirla.

En casi cualquier proceso se seguirá la misma lógica, aunque tal vez haya algunas variables distintas. Lo esencial será analizar y cruzar los datos de multitud de factores, desde el nivel más macro al más micro. Por ejemplo, veamos algunos datos que se pueden parametrizar, analizar y cruzar:

  • Datos del empleado: ¿se le ha subido el sueldo? ¿su carrera y papel en la empresa está alineado con sus preferencias profesionales?
  • Datos comparativos de los empleados: ¿cuánto tiempo medio pasan los compañeros en su puesto? ¿cómo es la evolución de unos comparada con la de otros?
  • Datos del mercado: ¿cuál es la demanda del puesto de trabajo que ocupan mis empleados en el mercado? ¿qué dicen de mi empresa?

Teniendo estas respuestas se puede hacer una previsión de si el talento de nuestra empresa puede encontrar un trabajo mejor, de si está contento, etc.

 

El Big Data y la satisfacción del empleado

El cambio que deben dar se mueve a medio camino entre el humanismo y la cultura del dato. Conseguir implantar una cultura del dato fomenta que las empresas con una cultura de datos promuevan la satisfacción del empleado al tener un conocimiento más real de sus necesidades y, por tanto, su alineamiento y fidelización.

Ahora que las personas buscan algo más que una buena compensación económica en un trabajo y aprecian aspectos como la flexibilidad de horario, el desarrollo profesional, el sentido de pertenencia y el salario emocional, las áreas de Recursos Humanos enfrentan un nuevo desafío: crear programas de recompensa realmente atractivos, útiles y personalizados para mejorar la experiencia de los colaboradores.

El valor y el uso que podemos dar a los datos en todos los ámbitos de la empresa es algo que seguramente tendremos que seguir descubriendo y entendiendo, pero lo importante es entender que mientras más data tengamos de nuestros colaboradores mejores herramientas y elementos tendremos para construir mejores experiencias y fortalecer el compromiso y bienestar de los equipos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email