Desde el sábado 14 de marzo, España entró en estado de alarma, un decreto que limita la libre movilidad de los ciudadanos y nos tiene prácticamente encerrados en casa. Es una situación nueva y estamos aprendiendo día a día como afrontarlo y con ello, vienen los miedos y sentimientos de agobio y ansiedad… como es normal porque no sabemos ni cuándo ni cómo acabarán estas restricciones derivadas de la pandemia de COVID19.

Estar en casa

Si antes llevábamos una rutina llena de estrés, sin parar por casa, yendo todo el día de un lado a otro, ahora mismo nuestra casa se ha convertido en un lugar del que no salimos y debemos aprender a gestionar esto, estemos solos, en pareja o con niños. Si vivimos solos, hay que hacer frente a la soledad y podemos mantenernos conectados con nuestros familiares y amigos a través de video llamadas, redes sociales, etc. Si vivimos en pareja, posiblemente no tengamos esa soledad, pero nos puede causar estrés estar todo el día juntos, por ello, hay que buscar momentos para estar con nosotros mismos, haciendo algo de ejercicio, leyendo, y como no, manteniendo contacto en remoto con familiares y amigos. ¿Y qué pasa cuando tenemos niños? Lo mejor es crearles rutinas, un horario definido que marque los tiempos de estudio, juegos y pantallas y sobretodo, hacerles ver que, pese a que están en casa, no están de vacaciones.

También es un buen momento para actualizarnos profesionalmente, aprovecha para leer libros, artículos, etc. relacionados con tu sector y con tu profesión. El saber no ocupa lugar. ¿Y si no sabemos que leer? Leerte nuestro blog es una buena opción, tratamos varios temas y todos ellos de actualidad. ¡Aprovecha para ponerte al día!

Crear rutinas

Como he indicado en el punto anterior, igual de bueno es crear rutinas para los niños como para los adultos. Mantener la hora de levantarse y acostarse, las comidas, definir momentos de ocio, de ejercicio… estas rutinas nos ayudarán en nuestro día a día que ya de por sí, está lleno de incertidumbre.

Además, si tenemos la opción de teletrabajar, debemos crear un espacio para esto e informar al resto de la familia que, aunque estemos en la mesa del comedor, estamos trabajando. Además, nada de estar en pijama todo el día. Estar cómodo sí, en pijama, no.

Sí, este aislamiento te ha pillado desempleado, o has sido desempleado a causa de la pandemia, o ya antes buscabas un cambio laboral, es el momento de mantener la rutina o crear una rutina de búsqueda de empleo, porque esto pasará. ¿Por qué no revisas nuestras ofertas de empleo, te inscribes, nos envías tu candidatura, y sigues nuestra página de LinkedIn para estar a la última de nuestras novedades? ¡Queremos ser los primeros en conseguirte un puesto adecuado para ti!

Evitar la sobreinformación

Es normal, queremos saber que está pasando, como avanza la enfermedad, cómo evolucionan las cifras en nuestro país y en nuestra comunidad autónoma, pero flaco favor nos hacemos si nos pasamos el día con las noticias de fondo, buscando las últimas horas en internet… con ver las noticias una vez al día ya es suficiente.

Mantener un estado de ánimo equilibrado

Sí, puede ser difícil y más fácil decirlo que hacerlo, más aún cuando las noticias distan mucho de ser buenas. Por ello, no hay que dejarnos llevar por los malos pensamientos. Está bien pensar que esto pasará y que volveremos a nuestra vida normal. Pero de mientras eso pasa, recordémonos que estando en casa estamos colaborando, que estos haciendo lo correcto para doblegar la curva y vencer al virus. Pero si tenemos un día de bajón o momentos no tan buenos, hay que aceptarlos, y en lugar de esconderlos, está bien hablar sobre ellos con nuestros seres queridos. Recordemos que no somos los únicos en esta situación y entre todos podemos ayudarnos.

No llenarnos de planes

Está bien pensar que será lo primero que hagamos cuando podamos salir a la calle. También está bien pensar que podemos aprovechar esta época para estar con nosotros mismos y para retomar cosas que teníamos olvidadas, alguna afición, leer un libro… Pero es mejor no llenarnos de listas que sobre qué podemos hacer en este confinamiento porque si luego no lo cumplimos, nos puede hacer sentir mal. Es mejor ir día a día, ya que así evitamos la ansiedad por el futuro, que tan incierto es estos días. Una buena idea para hacer estos días, es realizar un balance de tu vida profesional, ver si estás dónde quieres estar y si no es así, ver que puedes hacer para conseguirlo. Queremos recordarte que Business People sigue de tu lado e incluso durante el confinamiento, estamos aquí para ayudarte. Si tienes dudas, escríbenos. Si necesitas asesoramiento, escríbenos. Si necesitas adaptar tu CV, escríbenos.

 

Al final, todo esto pasará y volveremos a nuestra rutina habitual, volveremos a salir, volveremos a abrazar, volveremos a viajar… pero por ahora, queremos dar nuestro granito de arena para sobrellevar estos días y sobretodo recuerda… ¡Quédate en casa!

Y recuerda, ¡BusinessPeople está de tu lado!